motos usadas
Inicio Tips para comprar
una moto usada
Tips para vender
una moto usada
Documentación Guía para elegir
la moto adecuada
Tipos de motos Pagos seguros por internet Cómo evitar fraudes Tarifas de publicación Aviso legal Contacto

Guía para comprar una moto usada

Consejos prácticos, útiles, de los que podamos usar cuando más falta nos hace, justo en el momento en que necesitamos elegir la moto que queremos.
Empecemos, pues. No estás buscando motos baratas, sino tu moto lo más barato posible.

comprar motos usadas


No hagas caso de las famosas advertencias-amenazas tipo “Es que ya hay otro comprador interesado”, “Hoy no voy a poder quedar porque ya quedé con otra persona que, incluso, me va a dejar un depósito para…”. Simplemente, olvídalo.
El vendedor quiere vender su mercancía y tiene que darle valor; es lógico, es justo, es lo normal.
Así que queda con él para ver la moto. No tienen por qué mantener una relación para toda la vida, se trata de comprar algo que él tiene y tú quieres. Punto.

Bueno, ya estás ahí y ojalá la moto que te interesó cuando la viste en la foto sea la misma que tienes delante de ti.
No aceptes excusas: la moto tiene que estar fría. Debe arrancar en frío. Hay un truco —seguro que ya lo conoces— para saber si la moto ha sido arrancada antes: si el motor está más caliente que la llanta significa que ya fue arrancada antes de que llegaras y eso, casi con seguridad, implica que tiene problemas para arrancar en frío.
Una vez arrancada la moto —en frío— es normal que veas el “típico” humo blanco. Será normal si desaparece, pero si continúa, dale un par de acelerones, pon la mano lo más cerca posible del escape y, si se te mancha de aceite… no lo dudes, es aceite, o sea, una ruina para tu economía.
Mantén la moto al ralentí. Este debe ser progresivo. Si no es así y desaparece al acelerar es que la cadena de distribución no está lo suficientemente tensa y habrá que cambiarla.

consejo1 consejo2
Revisión de fuga de aceite por el escape Fugas de aceite. Se pueden esconder lavando la moto
consejo 3 consejo 4
Revisa las balatas. No tienen que estar delgadas. ¡Ojo con los golpes de las caídas!


Aunque parezca ilógico, un motor demasiado limpio, sin polvo, puede intentar disimular pérdidas de aceite entre las juntas. Mejor un motor “relativamente” sucio pero seco, que se note que no pierde aceite.
Para eso nada como tomar un papel y pasarlo bajo el motor: puede salir sucio de aceite, pero seca. Si está húmedo, olvida esa moto ya.
Al acelerarla escucha bien el sonido del motor. Si es de cuatro cilindros debe sonar a una moto de cuatro cilindros. Cada marca tiene su “ruido” característico. Una Kawasaki no suena igual que una Suzuki; una BMW es distinta a una Honda.
Por supuesto comprueba los discos de freno y también esas cosas a las que le damos menos importancia pero que si tenemos que cambiarlas nos cuestan un dinero con el que no contábamos: luces, claxon, etc.
Igual que la suciedad “normal” también es habitual ver marcas de posibles caídas. Recuerda, es una moto usada y las motos se caen.
Y, sobre todo y más importante, prueba la moto. No te dejes convencer con excusas. Si no tiene seguro, le pueden (entre ambos) hacer uno provisional.

Controla el gasto de combustible, si consume demasiado aceite y, también y no menos importante, las sensaciones que te ofrece la moto. No olvides revisar la documentación.
No tengas prisa por comprarla. Puedes volver a verla. Tú quieres comprarla y él venderla. De eso se trata. Mañana pruebas otra o te quedas con ella.

 

Ventajas e inconvenientes en la compra

Cualquier compra que realicemos tiene aspectos positivos y negativos, sus ventajas e inconvenientes, pero cuando se trata de adquirir una motocicleta, o repuestos para motos, parece que nos surgen más preguntas y, la de siempre es: ¿Estarán intentando estafarnos?

No nos engañemos: si estamos ante el dilema de comprar una moto usada, en el 99% de los casos es porque no tenemos, al menos momentáneamente, posibilidades de comprar una nueva.
Tampoco vamos a entrar a explicar los porqué, aunque no estaría de más recordar los beneficios de comprar una moto nueva frente a una moto usada: la garantía del fabricante, el tener un lugar, algo más que una dirección de correo electrónico a la que acudir para reclamar las condiciones prometidas, la devolución de nuestro dinero llegado el caso, etc.

También se presupone que una moto nueva va a funcionar a la perfección, mientras que una moto usada no deja de ser eso, una máquina de segunda mano, con suerte, porque es muy probable que nos encontremos con motos de tercera, cuarta…

Si a todas estas dudas —normales por otra parte— le sumamos la, todavía, desconfianza que existe a realizar transacciones que impliquen un desembolso económico, tenemos los ingredientes apropiados para salir disparados, apretando el acelerador, sintiendo pasar las webs, las ofertas y esos molestos anuncios que parecen estar vendiendo el último modelo de motos japonesas —léase Yamaha, Honda, Kawasaki, o hasta europea, o sea, BMW— cuando en verdad son el último modelo de la década pasada.

El objetivo de estas palabras es convencerles de que no hay un método mejor, más rápido, seguro y confiable de comprar una moto de segunda mano. Y con todas las garantías legales. Incluso más que en una compra-venta cara a cara.

Todo son ventajas, más que en la “vida real”, porque gracias a Internet podemos ver decenas, cientos de motos y conocer sus características, su estado y contactar con el vendedor, mientras que de la manera tradicional eso nos llevaría días y meses.

El primer y agotador paso de ir de un lugar a otro buscando carteles por la calle, preguntando a diestro y siniestro para conseguir un teléfono de alguien que vende una moto de la que no tenemos ningún dato, ya está superado.
Usando Internet podemos contactar con cientos de vendedores que ofertan la moto que se ajusta a nuestras necesidades y presupuesto.

A partir de aquí, el proceso es prácticamente igual. Contactar con un vendedor no le compromete a nada y, además, si por algún motivo tuviera algún inconveniente, siempre podrá volver a la página de donde sacó el contacto para advertir y denunciar  a un comprador que no cumple con sus promesas.

 

© Copyright 2012 - Contenido y logotipo protegidos por Derecho de Autor

Motos Usadas